Mala suerte en el amor

marble chocolate, tokyo, amor, anime,ovas, burro, mala suerte

Hola de nuevo! la primavera se acerca, las flores están por florecer y ya saben todas esas cosas romanticas sobre esta estación del año, también se acerca la época de las parejas saturando los parques y avenidas, si eres uno de ellos la recomendación de hoy te encantará, y si por el contrario eres de aquellos que odian lo cursi esta historia tampoco te defraudará. Este par de ovas reflejan la “mala suerte” que pueden llegar a tener las personas en el amor, sin importar el género. Como plus presenta unas vistas increibles de Tokio, escenario de esta historia, en conjunto con un adorable y gracioso mini burro actuando como cupido. Acomódate y pon el reproductor de audio, la reseña de Marble Tokyo Chocolate está por comenzar.

Por un lado tenemos a Chizuru, una chica linda y trabajadora quién no ha tenido suerte en el amor, cada novio la ha dejado en situaciones extrañas propiciadas por su nerviosismo. Si no me crees basta imaginarla conociendo a la madre de uno de ellos y golpeando la bandeja al hacer una reverencia muy exagerada, provocando que esta girara y golpeara a la mujer dejándola inconsciente mientras la protagonista veía apenada a su novio correr hacia su progenitora para tratar de levantarla.

mini burro, tokyo marble chocolate, anime, ovas, amor

Actualmente ella sale con Yudai, un chico algo torpe pero agradable. Sin embargo, ella ha decidido terminar con él por sentirse no correspondida, aunque lo intenta no puede olvidar lo dicho por una conocida “¿Alguien te ha amado alguna vez? porque para ser amor debe ser de ambas partes”. Esta afirmación no deja de acosarla, le ha dicho cuanto lo quiere pero nunca responde.

Yudai tampoco ha sido bendecido por cupido,  siempre terminan dejandolo por ser demasiado bueno y miedoso, pero ahora al fin siente confianza en algo, Chizuru es su chica ideal y hará hasta lo imposible para estar a su lado, aunque el destino le prepare otra cosa.

Chizuru llega presurosa a su última cita, Yudai está esperándola, algunos halagos entre ellos y llega la hora de los regalos, él saca una caja grande envuelta y con moño, está a punto de dársela cuando una llamada lo hace salir. Para entonces la chica mira curiosa el regalo, este ha comenzado a moverse de una manera inusual, hay algo allí adentro y quiere salir.

El regalo resulta ser un mini burro que le dará el color y trama a esta divertida historia, metiéndoles en problemas llenos de diversión pasando por el drama y sacando a flote la desconfianza en cada uno, haciéndolos sentirse engañados por el otro.

Estas ovas llegan a mostrarte una historia más real a las usualmente presentadas en el Shoujo, usa elementos fantasiosos, como las atribuciones al burro que termina siendo la mascota kawaii; pero también profundiza en un tema bastante común como es la “mala suerte en el amor” y junta a dos personas aquejadas por este mal dando como resultado una buena animación, sin una historia rayando en el romanticismo pero a la vez lo suficientemente creíble como para sentirse identificado.