Mala fama de los otakus

hikikomori, welcome to the nhk, satou, anime, soledad, depresion, aislamiento

Hola! el anime de hoy, Welcome to the NHK trata sobre los mitos alrededor de los otakus, estoy segura de que por lo menos una vez en tu vida has escuchado algún comentario despreciativo hacia tus aficiones, haciendo referencia al supuesto “perdida de tiempo” y “ridículo” gusto por la animación oriental, videojuegos, cosplay, etc. Sin duda da coraje escuchar estas frases mal intencionadas y quisieras soltar un hame hame ha y esfumarlos de tu vista, pero te recomiendo algo mejor, tratar de pensar ¿por qué piensan eso?

Sin duda hacer burla o señalamientos hacia cualquier tipo de afición es por desinformación, y también a la intolerancia hacia lo que es diferente a lo común; sin embargo, en recientes fechas este ha aumentado hacia los otakus debido en parte al auge del movimiento por todo el mundo. Pero no creas que sólo en tu país se da esto (yo soy de México pero imagino hay gente de más nacionalidades leyendo esto) incluso los propios japoneses viven esto por tener aficiones consideradas “raras”.

Muchos creen que los Hikikimori (quienes se aislan del mundo sin salir de su habitación) son resultado directo de ser otaku, y poco a poco te vas recluyendo hasta dejar de salir y evadir la realidad, pero esta es una confusión abismal, hasta el momento no he sabido de ningún otaku que deje de hacer su vida diaria, ir al trabajo o a la escuela, por ver anime, jugar videojuegos o leer mangas (bueno tal vez llegar tarde o dejar de ir un día por falta de sueño si); el verdadero problema como bien lo plantea Welcome to the NHK es el bullying y la depresión,  dejando a las consolas, computadores y otros artefactos únicamente la tarea de acompañar al “enfermo” en su encierro y no porque lo hayan orillado a él.

La siguiente lista de reproducción trae tres temas que te harán sentir parte de la historia, desde el opening super otaku y pegajoso a canciones más profundas que te haran sentir en aislamiento.

Pasando a la trama del anime quiero recalcar la profundidad de esta, si bien hay amor, drama y comedia no debemos dejar a un lado el verdadero motivo de la historia, ver la vida a través de los ojos de un hikikomori, si bien a lo largo de la historia pasa por una racha de afición a los mangas, al hentai, al anime y a los juegos de citas en un principio no es especialmente fanático de ninguno de ellos.

Welcome to the NHK, anime, soledad, aislamientos, burlas, hikikomori

El protagonista es Tatsuhiro Satou un ex estudiante de universidad, habitante de Tokio y hikikomori durante tres años; su familia al no saber de su condición sigue mandándole dinero que él utiliza para comprar algunas cosas por la noche cuando nadie puede verlo y luego regresa a casa corriendo; dadas las primeras imágenes dadas por sus recuerdos se puede entender la razón de su aislamiento; comenzó a sentirse un perdedor y a imaginar al resto de la gente burlándose de él, al no poder soportarlo decide aislarse en su departamento alquilado.

Un día mientras maldice a su vecino desde el otro lado de la pared, tocan el timbre de su vivienda, al principio piensa en no abrir pero decide asomarse, resultan ser una mujer y una adolescente quienes le piden firmar una hoja para sacar a los hikikomoris considerados una plaga en la sociedad, el chico al sentirse ofendidWelcome to the NHK, anime, misaki, depresion, soledad, violencia fisica, hikikomorio comienza a gritar que él es uno de ellos y ahuyenta a la señora mientras la chica lo mira de forma pensativa. Ella resulta ser Misaki Nakahara, quién tiene un plan para ayudar a los que padecen de este mal y decir probar suerte con Satou, citándolo en el parque por las noches, cuando el se siente más seguro debido a la oscuridad y a las pocas personas a su alrededor.

En un principio parecen unas lecciones de lo más aburridas, le habla sobre ciencia, filosofía, Sigmund Freud y le recita frases motivadoras pero sólo para ocultar sus verdaderos propósitos, poco a poco le va dejando tareas dónde la interacción humana tiene mucha importancia, lo hace salir a plena luz del día y visitar lugares concurridos manipulándolo de una forma imperceptible para él.

También aparece Kaoru Yamazaki, un antigua compañero de Satou, él es un otaku del hentai y los erogames y termina siendo el vecino del protagonista al venir a Tokio para estudiar creación de videojuegos, aunque incluso entre sus compañeros él es considerado raro por sus aficiones. Ayuda a su amigo invitándolo a convenciones de videojuegos y llevándolo a Akibahara, pero también lo convierte en un adicto al hentai y los juegos eróticos y en línea, allí conoce a más personas con su problema y que han empezado a “vivir” por medio de la internet.welcome to the nhk, anime, otaku, aislamiento, hikikomori, erogame, hentai

Es importante mencionar a un personaje sino principal si importante para la vida del protagonista, ella es Hitomi Kashiwa su primer amor, la presidenta del club de literatura (casualmente sólo eran ellos dos) y una chica bastante inestable y con tendencia a la depresión, ella le da título al anime debido a sus descabelladas teorías sobre las conspiraciones en contra de la felicidad; gracias a ella Satou termina culpando a la NHK, una cadena de televisión japonesa de la propagación del virus hikikomori: “Si no pasaran tan buen anime los hikikomori no tendrían razón para aislarse”

Hay momentos en que vemos a Satou decidido a curarse pero de pronto, ante cualquier rechazo o problema y sin confianza en sí mismo se derrumba y vuelve a su aislamiento del cual sus amigos deberán sacarlo sin dejar de lado sus propios problemas y traumas causados por la sociedad o su propia familia, y es que sin darse cuenta al ayudar a alguien peor ellos salen a flote.

La conclusión es clara “los hikikomori existen gracias a los demás, si dejaran de alimentarlos ellos saldrían e intentarían sobrevivir por si mismos”.

Sin duda es un anime interesante, no sólo te divierte sino te hace reflexionar sobre cuantas personas estarán allá encerradas en su habitación, sin salir, por su baja tolerancia a la frustración, este no es un mal exclusivo de los japoneses, hoy en día el estrés llega a niveles tan altos en cualquier campo que es difícil saber cuántos lo padecen, en cualquier momento cualquiera podría colapsar. A nadie le gusta el rechazo pero algunos caen con más facilidad dependiendo del pasado ¿a cuántos habrán dañado nuestras palabras o acciones? ¿seremos causantes de algún hikikomori? ¿o en algún momento nos convertiremos en uno cuando nuestra tolerancia y confianza se termine?

Anuncios