La flor que no podremos olvidar

 

Reseña crítica

Por Sunako Koike

mm

La pandilla de Ano Hana

 

Konnichiwa minna-san  Hoy regreso al anime y que mejor que haciéndolos llorar con una reseña que les sacará más que una lagrima, tal vez, incluso los hará llorar a todo pulmón. Hoy les hablaré de Ano hi mita hana no namae o boku tachi wa mada shiranai (Todavía no sabemos el nombre de la flor que vimos ese día) o simplemente Ano Hana,anime del 2011 y con 11 capítulos y una película que a diferencia de muchos, no tiene manga.

¿Recuerdas a tus amigos de la infancia? ¿Aquellos con los que solías jugar a las escondidas y corrías bajo la lluvia mientras tu madre te llamaba a gritos para que entraras mientras tu respondías: “Un ratito más”? Si alguna sonrisa se te escapó sin duda tuviste una buena infancia. Ahora bien ¿qué ha pasado con los niños con los que jugabas? ¿Aun están en contacto o la vida los separó? ¿Qué harías si alguno de ellos hubiera muerto?

Es feo sólo de imaginar ¿no? Pues a nuestros protagonistas les ocurrió, una de ellos murió y la culpa los separó, hasta que decide volver como fantasma.

De izq. a derecha: Poppo, Anaru, Jintan, Menma, Yukiatsu y Tsuruko

De izq. a derecha: Poppo, Anaru, Jintan, Menma, Yukiatsu y Tsuruko

Jintan, Menma, Anaru, Yukiatsu, Tsuruku y Poppo son amigos de la niñez, incluso tenían su propia base secreta en lo alto de la montaña, y como en todo grupo el amor se hace presente, incluso a tierna edad; sin embargo, como seguro recuerdan cuando uno es niño le da vergüenza admitir que puede pensar en un niño o niña de esa forma y lo primero que se hace es negarlo. Esto no es grave, tal vez la niña se sienta un poco dolida, el chico avergonzado y sean la burla del grupo un par de días y, muy probablemente algún día terminarían saliendo ¿no? Desafortunadamente Menma muere ese día al tratar de perseguir a Jintan, tras este hecho la pandilla se separa.

Ahora Jintan se ha vuelto un hikikomori que no hace más que ver la tele y jugar videojuegos, del antiguo líder sólo queda el recuerdo pues cuando Anaru le lleva la tarea, más por obligación que por deseos, ambos tienen una pequeña pelea donde ella le muestra desprecio, ahora es una chica popular y debe seguir las normas impuestas por su grupo de amigas. Entre la soledad de su casa, el chico comienza a ver a Menma, pero no como era de pequeña, sino como si hubiera crecido, en un principio cree que esto es una alucinación pero mientras más pasa el tiempo ya nada puede negarlo; ella ha vuelto y no se irá hasta que le cumplan su deseo. ¿El inconveniente? No recuerda que es.

A partir de este momento veremos como el chico deja de ser un hikikomori para reunir de nuevo al equipo, aunqu

menma-wish

Menma dando un beso de “Buenas noches” a Jintan

e ellos no se han hablado en años, ya ni siquiera se simpatizan. Dejará atrás odios y rencores para poder mandar a su amiga hacia la luz, aunque eso signifique desenterrar el pasado y afrontar los miedos y culpas de cada uno.

Es un anime con una excelente historia como no había visto en mucho tiempo, a pesar de que hay amor, misterio y drama el espectador hacen empatía con los personajes . La personalidad de cada uno evoluciona acorde a como los muestran de pequeños, ninguno es el héroe o el villano y el desarrollo de la trama, a pesar de dar brincos entre pasado y presente es ágil y lejos de confundir hacen ir armando las piezas del rompecabezas para al final sorprenderte con algo no esperado.

Si hablamos de la banda sonora es única pues tanto opening como ending van acorde a la historia e incluso, este último es cantado por las seiyuus femeninas, además con sólo escucharlo te brotaran las lágrimas y rememoraras aquel verano donde fuiste tan feliz.

Eso es todo por hoy T.T me iré a llorar otro rato mientras tanto. ¡Nos vemos!